Saltar al vacío.
Sumergirse en el Festival de Jerez

Nueva edición, la vigésimo cuarta, del Festival de Jerez

Una nueva edición que como anuncia su cartel se centra en los artistas y el riesgo. El riesgo, ese salto al vacío que supone producir un espectáculo, crear, presentar la mejor propuesta y que cada año asumen tanto los artistas más veteranos como las nuevas generaciones  que confluyen en el Festival de Jerez. Este año permítanme que mencione al Cabrero en su gira de despedida o a María Vargas, a la que acaban de conceder la Medalla de Oro al Mérito de las Bellas Artes, o al gran Rafael Riqueni.

Invitamos desde Jerez al público de todo el mundo a que salte al vacío con nosotros y se deje sorprender, seducir. A que se sumerjan de lleno en la escena del baile flamenco y la danza española con el Festival de Jerez.

Abrir con la nueva creación de Rafaela Carrasco y cerrar con la primera creación de Ruben Olmo para el BNE - y homenajeando a Mario Maya- es todo un lujo, o contar con el increíble viaje de Manuel Liñan y su ViVa, o con el reciente Premio Max Daniel Doña, todo un regalo.

Este salto o inmersión no se entiende sin Jerez. La ciudad abre todo su patrimonio histórico, palacios, bodegas, peñas, claustro, tabancos y, como no, nuestro Teatro Villamarta, para acoger a los miles de visitantes durante el Festival.

Les esperamos y les invitamos a una inmersión plena que va más allá de ser un espectador pasivo, tiene que ver con el diálogo, el intercambio, con el encuentro y la participación.

Pasen y disfruten, entren en nuestra casa, pónganse cómodos, y déjense llevar. Compartan el amor que despierta el flamenco en artistas y público y en todos los que hacemos el Festival de Jerez. Gracias.

Isamay Benavente
Directora del Festival de Jerez

Festival de Jerez