Ballet Flamenco de Andalucía

El maleficio de la mariposa de Federico García Lorca
Teatro Villamarta

Fotografía - Pepe Torres

SINOPSIS

Aquí se explora, se fija y se da esplendor a las coreografías, danzas y bailes que Federico García Lorca trabajó, vio o pudo ver, tentar, atisbar, comprobar a lo largo de su vida y en su muerte misma. Están, obviamente, las danzas en las que participó, con Antonia Mercé, La Argentina, o con Encarnación López, La Argentinita, pero también aquellos bailes que se le escaparon, la Carmen Amaya a la que su amigo Buñuel dio un papel en el cine o Martha Graham, apenas una sombra en su viaje a Nueva York y que, de alguna manera, le incluye en su Deep song (Cante jondo).

Lo que presentamos es sencillo, y un reto que no suele encararse. El sonido, la escenografía y el vestuario son del siglo XXI y, sin embargo, en los bailes y danzas que mostramos hemos querido fijar los movimientos, ser rigurosos y fieles a sus tiempos. No hay mudanzas inventadas, ni zapateados a destiempo, ni braceos impropios. Somos anacronistas, capaces de mostrar varios tiempos a la vez, pero nunca anacrónicos. El baile se hace un bien intangible, algo que no solo es nuestro patrimonio sino que también debe ser nuestro matrimonio. La recuperación del pasado es siempre, como decía Enrique Morente, un andar hacia atrás para coger impulso, carrerilla para saltar más adelante todavía.

Se cumplen cien años del estreno de El Maleficio de la Mariposa, debut de Federico García Lorca sobre las tablas y un escándalo que solo salvó La Argentinita, la mariposa blanca, luciendo su baile, efímera muerte del cisne, imagen que se pierde en el abrir y cerrar de las alas de una mariposa. En muchos sentidos, ese aleteo prodigioso de la mariposa, emblema de la imagen que desapareciendo aparece, según ha escrito Georges Didi-Huberman, eso que los modernos llaman performatividad y que siempre fue baile y danza, esa cualidad del poeta de hacer verbo del sustantivo. En fin, andar, bailar, vivir.

Ficha artística

Dirección artística Úrsula López
Coreografía Úrsula López
Aparato Pedro G. Romero
Dirección escénica Elena Córdoba
Dirección Juan Jiménez
Coordinación musical Alfredo Lagos
Idea original y concepto de "El lenguaje de las líneas". Leonor Leal
Repetidor/a Alejandro Molinero
Solista Isaac Tovar
Baile Julia Acosta, Ana Almagro, Andrea Antó, Gloria del Rosario, Águeda Saavedra, Manuel Jiménez, Federico Núñez, Iván Orellana
Cante Sebastián Cruz, Vicente Gelo
Guitarra Pau Vallet, Juanma Torres
Percusión Raúl Domínguez ‘Botella'
Idea original de vestuario. Teresa Lanceta
Diseño de vestuario Belén de la Quintana
Taller de confección Belén de la Quintana, Pilar Cordero, López de Santos
Diseño de iluminación María de la Cámara, Gabriel Paré (CUBE SL)
Atrezzo Antonio Marín
Jefe del área de producción y distribución David Peral
Jefatura técnica Luis Sánchez-Ramade
Producción Mª José Montilla
Distribución Raúl Gómez
Promoción Raúl Gómez
Administración María Moreno
Soporte María Moreno
Técnicos Antonio Oviedo, Ignacio González, Miguel Franco, Alfredo Vique, Ramón González, José Sánchez, Isabel Villavieja

Trayectorias

Ballet Flamenco de Andalucía

Ballet Flamenco de Andalucía

El Ballet Flamenco de Andalucía, compañía Institucional de danza de la Junta de Andalucía, representa a esta comunidad y le pone cara a su arte más singular en escenarios de todo el mundo.

El BALLET FLAMENCO DE ANDALUCÍA, compañía institucional de danza de la Junta de Andalucía, representa a esta comunidad y le pone cara a su arte más singular en escenarios de todo el mundo.

El Ballet Flamenco de Andalucía ha cosechado importantes logros como compañía artística —con gran éxito de público y crítica— que han sido reconocidos en su historia con premios y galardones, entre ellos el Premio Nacional de Coreografía y varios Premios Max y Giraldillos de la Bienal de Flamenco de Sevilla. A esto hay que sumar, además, el papel fundamental que desempeña en la captación de nuevos públicos y en la extensión del arte andaluz desarrollando espectáculos de calidad. Como compañía pública, es un proyecto cultural que genera oportunidades para creadores y explora nuevos talentos para la música y la danza.

La compañía ha sido cuna de algunos de los grandes nombres del flamenco de hoy, y con el paso de sus distintos directores ha ido enriqueciéndose y adquiriendo madurez y reconocimiento.
En este sentido, es importante recordar la huella que han dejado en ella Mario Maya, José Antonio Ruiz, María Pagés, Cristina Hoyos, Rubén Olmo, Rafaela Carrasco, Rafael Estévez y Úrsula López, así como Manolo Marín, Eva Yerbabuena, Fernando Romero, Isabel Bayón, Javier Latorre, Rafael Campallo, Javier Barón, Manolete, Antonio Gades, Alejandro Granados y Valeriano Paños.
Gracias a todos ellos, y al personal artístico, técnico y de producción que forma parte del Ballet Flamenco de Andalucía, nuestra comunidad autónoma y el flamenco han llegado más lejos —se han llevado a cabo más de 1.500 actuaciones en los cinco continentes y sus espectáculos los han visto más de 1.500.000 espectadores— haciendo el mundo un poco más pequeño al tocar el corazón de miles de personas.

Tiene en su cultura un potente imaginario de cohesión social y territorial. Y, dentro de ella, el flamenco es el arte que nos identifica dentro y fuera de nuestras fronteras. La Unesco valoró su aportación universal declarándolo en 2010 Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

La tutela y protección del flamenco es un mandato del Estatuto de Autonomía que reside en la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico de la Junta de Andalucía. El mantenimiento del Ballet Flamenco de Andalucía es una de las medidas de respaldo y difusión de nuestro género cultural por excelencia. Los hilos de la cultura andaluza se tejen junto a los pasos de baile en este programa, que busca convertirse en un ágora para creadores e intérpretes de primera línea y que promueve la participación y el desarrollo profesional de artistas andaluces. Surgido en 1994, cuando la Junta de Andalucía lo creó con el nombre de Compañía Andaluza de Danza, ha contado con la dirección de los más grandes coreógrafos y ha paseado el flamenco por numerosos escenarios de España y del resto del mundo.

En 2004 pasa a denominarse Ballet Flamenco de Andalucía. Hoy es un emblema de la cultura andaluza, del arte jondo y de los valores y sentimientos de un pueblo, una compañía que seguirá hilando el arte más representativo de Andalucía allí donde lleguen los pasos del baile flamenco.

El BALLET FLAMENCO DE ANDALUCÍA es el máximo representante institucional del arte jondo, ejerciendo de embajador del flamenco desde su creación en 1994, hace más de 25 años. En este tiempo, el Ballet se ha convertido en el mejor medio para abrir nuevos mercados para el flamenco, ha actuado en escenarios de todo el mundo, ha formado parte de las agendas culturales de países como Estados Unidos, Argentina, Cuba, Francia, Italia, Hungría, Suiza o México y ha estado presente en citas internacionales como la Exposición Aichi en Japón o en grandes festivales como los de Nueva York o Londres.

Sus producciones han llegado a lugares remotos, pero también han estado presentes en la agenda cultural andaluza. La compañía ha protagonizado ocho temporadas del ciclo Lorca y Granada en los Jardines del Generalife, con obras basadas en el poeta granadino que después han girado por los principales espacios escénicos nacionales e internacionales.

La historia del Ballet está jalonada de diferentes reconocimientos, no solo de público y crítica, sino también de especialistas en artes escénicas. De este modo, ha recibido el Premio Nacional de Coreografía por El perro andaluz, dirigida por María Pagés, y varias coreografías de Cristina Hoyos en su etapa como directora han sido nominadas a los premios Max de Teatro. Entre ellas destacan Yerma, por la que Hoyos recibió el Max a la Mejor Intérprete Femenina de Danza, o Romancero gitano, que se convirtió en el espectáculo más visto en 2006. Imágenes: 20 años del Ballet Flamenco de Andalucía obtuvo el Giraldillo al Mejor Espectáculo en la XVIII Bienal de Flamenco de Sevilla, y Tierra-Lorca, cancionero popular fue galardonado en la XIX edición con el Giraldillo a propuesta del jurado al cuerpo de baile del Ballet Flamenco de Andalucía.

La compañía ha sido una inagotable cantera de talentos de la que han salido figuras del baile actual como Israel Galván, Isabel Bayón, Rafael Campallo, Belén Maya, Fernando Romero, Mercedes Ruiz, María José Franco, Juan José Jaén ‘El Junco’, Patricia Guerrero y Rafaela Carrasco, entre otros.

Todo ello le ha llevado a convertirse en una compañía de referencia cuya producción ha calado entre el público nacional e internacional, fomentando un creciente interés por el flamenco en todo el mundo.