Cynthia Cano

Locas Mujeres
Muy personal
Museos de la Atalaya

Fotografía - Manu Cabrera

Crear la dramaturgia en un espectáculo de flamenco es siempre un reto, porque introducir la palabra en su aspecto narrativo es materia delicada y lo digo por experiencia, porque encajar ambos mundos es un trabajo cuando menos de orfebrería.
Acepté el reto porque venía de la mano de una para mí, gran bailaora, Cynthia Cano, porque la conozco y conozco sus múltiples cualidades artísticas, su versatilidad, su entrega, su capacidad para todo cuanto le pidas. Conociéndola como la conozco, digo porque existe una complicidad entre ambas que surgió en un espectáculo teatral que escribí y dirigí, en el que conocí su lado más profesional y ahí comprobé que había química entre las dos.
Cynthia Cano me entregó unos poemas de la poeta chilena Gabriela Mistral, Locas Mujeres, y empecé un proceso de introducción en el mundo de estas mujeres que en realidad son la misma Gabriela solo que llevadas a la literatura y surgió durante su lectura una simbiosis clara con la poeta, con una rapidez inusitada que, aún hoy me sorprende, y sentí que escribía de un tirón sin poder cambiar ni una coma y en donde sus palabras y las mías se solaparon y confluyeron en el material dramático para Locas Mujeres, cuyo resultado era un simbolismo que sería sello de este trabajo que quiere dar voz a rincones ocultos de nuestra condición de mujer siempre en lucha. Las Locas Mujeres de Gabriela Mistral hablarían por la boca de muchas otras.
No es difícil trabajar para Cynthia Cano, dado que la bailaora me regalaba momentos impagables, por su forma de bailar con tantos recursos, por la forma generosa en que entregaba los movimientos de su cuerpo como si ofreciera una partitura en blanco en la que bailar y escribir la palabra. Y fue su baile algo bello en lo que mirarme y ojalá los demás se miren y comprueben con que ahínco una bailaora se entrega a su excelsa misión: el baile por derecho y por verdad.

La dramaturgista

SINOPSIS 
Llega la Cano al Festival de Jerez de la mano de una producción que supone toda una reflexión sobre la mujer. Se sirve para ello de la vida privada y de la obra literaria de la primera mujer sudamericana en recibir un premio Nobel de Literatura, Gabriela Mistral.
De ella, ha elegido una parte de su obra Lagar I, Locas Mujeres, y con ellas, Cynthia Cano nos invita a conocer a la Mistral trasladando la palabra al movimiento para traer a la memoria el pasado aún vigente, de una mujer que fue capaz de saltarse a la torera los convencionalismos existentes hace hoy, casi 80 años, para lograr lo que quería ser, libre.
Para ello, la bailaora murciana con muchos años dentro del panorama dancístico, se deja acompañar con enorme placer del mago del compás, el maestro jerezano Joaquín Grilo con la dirección artística.
Con la seguridad de estar arropada por un grande, viene Cynthia Cano a mostrar su particular forma de entender el flamenco adueñándose para ello de los textos de Gabriela y de cuatro de sus locas mujeres. Con ellas realizará un viaje sensorial lleno de matices y apoyándose en tres pilares esenciales; el cante, la guitarra y la dramaturgia.
El fin es dejar salir un baile libre, sin ataduras ni convencionalismo, donde el flamenco como lenguaje escénico estará arropado por la banda sonora de Locas Mujeres compuesta, para esta ocasión, por el genial músico Francis Gómez, aportando a cada una de las piezas una frescura inusual. El cante correrá a cargo de dos de las mejores voces flamencas femeninas actuales, la de Carmen Grilo y la de Teresa Hernández, además serán las cómplices perfectas de la Cano para describir momentos trascendentales como el de dar vida a La Otra que representará Carmen Grilo y, por su parte, Teresa Hernández nos traerá a la memoria a Doris Dana, la amante de Gabriela. Por último, el sabor rítmico de la percusión vendrá de las manos de Carlos Merino.
Parte fundamental del espectáculo lo presta la dramaturgia de Mercedes Imbernon, cuyos maravillosos textos otorgan peso a la obra, además, la comediógrafa aportará su voz y, en ocasiones, su presencia escénica como la voz de la conciencia de Gabriela, enriqueciendo tanto el lenguaje textual como el corporal.
En ese proceso en el que se va a engullir la Cano para dar vida a Gabriela Mistral y a cuatro de sus locas mujeres; La Otra (opresión), La Bailarina (libertad), La Abandonada (locura) y La Dichosa (pasión), la bailaora murciana ejecutará un duro trabajo de introspección para adentrarse en la personalidad de esas mujeres y rebuscar en sus otros yoes para establecer la conexión con cada una, y desde una especie de metamorfosis que, bien podría ser la de Kafka, vaya transformándose en una tras otra. Cynthia en un intento de aglutinar todos los elementos necesarios que le permitan dar vida a las cuatro mujeres seleccionadas echará mano de un juego interpretativo donde van a colisionar frontalmente en ella, todas las emociones y los sentimientos que se encuentran en lo más hondo del ser humano, en lo más íntimo de toda mujer, sin importar el tiempo, la edad, raza o sexualidad.
Según la reflexión que la propia bailaora hace de las mujeres mistralianas que va a poseer, encuentra dos aristas por donde se puede distinguir la locura de la que nos habla la Mistral y que parece pertinente exponer. Por un lado, la visión más actual de locas como un tratamiento para mujeres que están en una búsqueda constante de la libertad desafiando a todo y a todos y, por ello, son llamadas locas. Y por otro lado, el uso indiscriminado de este vocablo arcaico y peyorativo, de locas, que se halla presente aún en nuestra sociedad y que tanto disgusta a la bailaora y que tajantemente desaprueba.

María Dolores Ros

 

Ficha artística

Baile Cynthia Cano
Cante Carmen Grilo, Teresa Hernández
Guitarra Francis Gómez
Percusión Carlos Merino
Actriz Mercedes Imbernon
Voz en off Mercedes Imbernon
Dirección artística Joaquín Grilo
Dirección escénica Joaquín Grilo
Idea original María Dolores Ros
Guión María Dolores Ros
Coreografía Cynthia Cano
Asesoramiento coreográfico Joaquín Grilo
Dirección musical Francis Gómez
Colaboración coreográfica (idea) Joaquín Grilo, Cynthia Cano
Dramaturgia Mercedes Imbernom
Texto Mercedes Imbernom
Diseño de iluminación Marcos Serna AAI
Diseño de vestuario Belén de la Quintana
Realización de vestuario Belén de la Quintana, Pilar Cordero
Calzado Antonio García
Regiduría Nuria Figueroa
Técnicos iluminación Marcos Serna AAI
Técnicos sonido Manu Meñaca
Fotografía Manu Cabrera
Distribución y venta Flaco Producciones S.L (Nuria Figueroa)
Producción ejecutiva Flaco Producciones S.L (Nuria Figueroa)
Producción Flaco Producciones S.L
Management Flaco Producciones S.L (Nuria Figueroa)

Trayectorias

Cynthia Cano

Cynthia Cano

Cynthia Cano nace en Murcia en el 1993, comenzando su andadura por el mundo de la danza y el flamenco, con apenas dos años de edad, de la mano de su primera maestra María Dolores Ros.

Posteriormente, se gradúa en el Conservatorio Profesional de Danza de Murcia en el 2011 con Matrícula de Honor en Flamenco.
Continúa su formación en el baile flamenco con maestros de la talla de El Güito, Merche Esmeralda, La Tati, Antonio El Pipa. Fue becada por La Fundación Cristina Heeren, teniendo como maestros a Milagros Mengíbar, Carmen Ledesma, Rafael Campallo y otros. Continúa su aprendizaje con la generación de profesionales y maestros más actuales como; Alfonso Losa, María Juncal, Manuel Reyes, Concha Jareño, Gala Vivancos, Mónica Fernández, Pol Vaquero, Ana Morales, El Oruco, y muchos más.
En su dilatada trayectoria, con apenas 12 años tuvo el privilegio de bailar con Eduardo Serrano El Güito, junto a los componentes de su compañía Rafael Peral, Miguel Téllez y Jesús Carmona.
Desde 2012 ha sido alumna de Javier Latorre, Premio Nacional de Danza 2012 y en varias ocasiones ha ejercido como profesora asistente del maestro en cursos dictados en el Festival de Jerez, en ADAE danza y otros.
Por otro lado, ya en el apartado de solista, ha recorrido países con espectáculos propios como; Savia Nueva, Templaíto, Vengo con abolengo, III en mi colmao, ¡Ay! Flamenco, A mi aire, Bailaora de Postín, De Alfa a Omega, este último contó con 10 hombres, entre músicos y bailaores, todos de gran prestigio entre los que destacaban; los bailaores Juan de Juan y Cristian Lozano y, por otro lado, el cante de Miguel Lavi, el piano de Alfonso Aroca y la guitarra de Luis Medina, entre otros. Dichos espectáculos fueron presentados en importantes ciudades y escenarios como el Gran Teatro de La Habana en Cuba, en distintas ciudades de México DF, Chile, Colombia, Tánger, Panamá, Ecuador, Francia, Reino Unido, Suiza y otros.
En España, ha trabajado en los ya desaparecidos tablaos Casa Patas y el VillaRosa, además de Corral de La Morería, Cardamomo, Tablao Flamenco 1911, Tablao de La Villa, Off Latina de Madrid; en Barcelona, en el tablao El Cordobés y en el tablao del Carmen; en Sevilla, en el tablao Los Gallos, en la Casa del Flamenco y en la peña Torres Macarena. Así mismo, en la Peña la Platería de Granada, en los Veranos del Corral del Carbón de Granada y en La Posada del Potro en Córdoba. En festivales tales como; Festival Ámonos pal Flamenco de Úbeda; Festival Morales del Vino, homenaje al prestigioso flamencólogo José de la Vega; Festival de Cante Flamenco de San Pedro del Pinatar; Feria Mundial del Flamenco de Sevilla; XI Jornadas Flamencas en el LAVA de Valladolid; Instituto Cervantes de Tánger; Festival Flamenco de Gorbio en Francia junto a Nino de Los Reyes; Festival Flamenco de Bayona – Francia; Festival Internacional de Cante de Lo Ferro, tanto en solitario como en el espectáculo ¡AY! flamenco con la colaboración de Javier Latorre; Flamencos y Mestizos de la SGAE en Madrid y Úbeda; II Festival Flamenco Fusión La Iruela – Jaén; Nuit des Musées de Bâle, Fondation Fernet-Branca, Estrasburgo; I Festival Flamenco Cervantes Theatre en Londres; 49 Festival Flamenco de Zamora; XXI Festival Flamenco del Corcho del Valle Genal de Gaucín, también ha sido invitada en la Cumbre Flamenca de Murcia, en solitario en dos ocasiones y destacar una tercera junto a bailaoras murcianas Maise Márquez y Carmen Coy en el espectáculo Tacones cercanos.
Entre sus múltiples premios destaca haber sido niña prodigio obteniendo el primer premio nacional de baile flamenco en los reconocidos premios Veo, Veo, con apenas 8 años. En el 2012 es finalista en el Festival Internacional del Cante de Las Minas, disputando el desplante junto al ganador Jesús Carmona.
Cynthia se acerca a otros lenguajes de la mano de la prestigiosa artista multimedia francesa Valerie Ruíz desde 2012 en distintas performances recogidas en Emotion A Live, adentrándose en los nuevos lenguajes escénicos.
En lo que respecta a la labor pedagógica ha realizado numerosos cursos, masterclass, charlas y ponencias dentro y fuera de España como la invitación recibida para impartir una serie de whorkshops en la Facultad de Ciencias Sociales y Humanidades de la ESPOL de Guayaquil y Quito o en la Universidad de Murcia donde participa en el Ciclo de Flamenco junto al periodista y crítico flamenco Antonio Parra.
Desde el 2018, Cynthia ha experimentado un cambio en la visión que tiene del flamenco, aunque no ha abandonado para nada su espíritu flamenco y sus formas tan raciales, ha complementado su formación dancística con otras tendencias de la mano de artistas como Miguel Ángel Berna o Andrés Marín.
Así mismo, ha concluido las carreras de Periodismo y Realización de Proyectos Audiovisuales y Espectáculos. Hechos estos que le han permitido compartir con interesantes artistas del mundo del cine, el teatro y la música, como por ejemplo el cortometraje Duende de Manuel Ramos, que ha sido premiado en diferentes festivales de cine en Europa y, en el que intervienen artistas como, la actriz Rosario Pardo o Finlandia del director mexicano Horacio Alcalá; colaboración en el videoclip Lejos de casa, del músico, guitarrista y compositor, Pedro Medina, etc. Ha centrado en estos años su lugar de residencia entre Sevilla y Madrid, lo que le ha permitido y le permite trabajar en los distintos tablaos de ambas ciudades. También, continúa su labor en el Ballet Flamenco de Lo Ferro, pero en los dos últimos años ha pasado a ser codirectora junto a María Dolores Ros.
En 2019 entra a formar parte de la Compañía de Joaquín Grilo, al cual considera uno de los puntales del flamenco actual, por ser creador de un sentido único que imprime al compás y, con el que Cynthia se siente muy cómoda. Con él ha viajado al Festival Flamenco Mont de Marsan y al Festival Flamenco de Bruselas con el espectáculo La Calle de mis Sueños, estrenado en el Festival de Jerez 2019, siendo su partenaire en el número homenaje a Fred Astaire. En la actualidad trabaja como artista invitada en distintos proyectos del mítico bailaor jerezano, recorriendo importantes escenarios europeos. Para aquellos que no lo sepan, es el Grilo un artista de reconocido renombre y prestigio internacional, destacando entre sus múltiples premios, espectáculos y compañías en las que ha trabajado, los diez años que formó parte de la compañía del gran Paco de Lucía, creando música con sus pies, como si de un instrumento más se tratara, con el sabor jerezano que tanto le caracteriza.
Desde mediados de 2022, forma parte de la compañía de Carlos Rodríguez, por el que siente una gran admiración por su sensibilidad y por permitirle seguir creciendo en lo personal y sobre todo, artísticamente. Trabaja desde entonces, en el espectáculo Eterno, Homenaje a Pablo Picasso, compartiendo con figuras de la danza como Joaquín de luz, director de la Compañía Nacional de Danza; Sara Calero, bailarina de Danza Española, Mayte Bajo y Estela Alonso; Miguel Ángel Berna, creador de un estilo personal de la jota, José Maldonado y La Lupi, para la cual Cynthia Cano, además de formar parte de la compañía, es su sustituta en el segundo elenco. Con ellos ha realizado una gira nacional e internacional, gira que aún se encuentra en movimiento.
Por otro lado, se encuentra avocada, tanto en la investigación como en la creación de un nuevo proyecto, que pronto verá la luz en el 28 Festival de Jerez donde contará con la dirección artística de Joaquín Grilo y la dirección y composición musical de Francis Gómez.