Úrsula López Compañía de Flamenco

Comedia sin título
Teatro Villamarta

LA DANZA, EL BAILE Y EL FLAMENCO EN LA RESURRECCIÓN DE FEDERICO GARCÍA LORCA

Arcángeles, vestidos de faralaes ascienden a los cielos
Acto III, Comedia sin título, Federico García Lorca

En tierra hostil, bajo el dominio de los mismos que asesinaron al poeta, la obra de Federico García Lorca sobrevivía, entre otras cosas por mor de los flamencos. Esta obra repasa el flamenco de dentro y del exilio, el que se construyó bajo el franquismo y también entre los desterrados, en el exílio. Y es un flamenco, sobretodo, de hombres, es bajo la losa del franquismo y con el aliento vivo de Lorca -¡qué paradoja!- que se construye, por ejemplo, lo que
todavía seguimos considerando el flamenco genuino.
En esta puesta en escena conviven los bailes «puros», de Gades a Farruco, con las dramaturgias que en su tiempo llevaron, de la mano de Lorca, al flamenco a los escenarios más vanguardistas del mundo. En fin, como gritaba en Roma el público que asistía en 1977 a Lorca e il flamenco: «¡¡Lorca ha resucitado!!» Son las generaciones de bailaores y bailaoras flamencas de hoy en día las que recogen esa semilla y las que están abriendo sus frutos.

SINOPSIS

LA DANZA, EL BAILE Y EL FLAMENCO EN LA RESURRECCIÓN DE FEDERICO GARCÍA LORCA
Federico García Lorca estaba escribiendo Comedia sin título cuando fue asesinado a los pocos días del golpe de estado militar que acabaría con la República Española. El sueño de la vida, título alternativo para esta Comedia sin título, nos pone en evidente traslación con La vida es sueño de Pedro Calderón de la Barca, autor de referencia del poeta granadino. Se trata de una mezcla de teatro social, auto sacramental y experimento literario.
Del tercer y último acto Lorca sólo nos dejó una frase: «Arcángeles, vestidos de faralaes ascienden a los cielos»; y ahí precisamente empieza nuestro recorrido por la obra de Federico García Lorca evocada desde el flamenco,
desde la danza y el baile que el flamenco convoca.
El flamenco, dentro y fuera de España -también hubo un flamenco en el exilio, en la emigración, hubo flamenco entre los desterrados-, había reconocido ya a Lorca como su poeta y su verbo era imparable. Desde los primeros años de la dictadura, Lorca aparece en la voz -La Niña de los Peines llegó a grabar unas lorqueñas-, en la guitarra y en las danzas y los bailes de los flamencos. Y eso es lo que recogemos en esta obra, esa continuidad de Lorca en territorio hostil y por mor de los flamencos. Pero también su expansión en la esfera internacional, flamenca, desde luego, los flamencos de Europa y de las Américas; o para-flamenca, con muchas obras evocadas que, citando a Lorca, traían también aromas, músicas, pasos de danza propios del cante y el baile jondos.
Pero es que, además, en realidad, estamos en la edad de oro del flamenco, del baile flamenco. Esta obra, por supuesto, tiene una continuidad con El maleficio de la mariposa, nuestra mirada sobre la llamada edad de plata,
los albores del flamenco considerado ya como danza y como ballet. Y si nos atrevemos a invocar ahora el «oro» es por lo evidente: todo lo que el aficionado entiende por flamenco hoy en día nació en esos años, no antes.
Además, si en obras anteriores dedicamos a la mujer y a lo femenino el volcado del mundo lorquiano, ahora, ya con el poeta muerto, es el mundo del hombre y lo masculino al que prestamos atención. No solo por el patriarcado
que, a la postre, significaron los años de dictadura. También es que las formas de la masculinidad, con una diversidad que alegraría a nuestro Federico, tomaron formas flamencas. Parecería una contradicción pensar en cierta virilidad homosexual pero, eso mismo, protagoniza muchas de nuestras estampas flamencas. Como dijo algún crítico, el flamenco de estos años se convirtió en un laboratorio contradictorio de la nueva masculinidad.
En fin, como gritara en Roma el público que asistía en 1977 a Lorca e il flamenco de José de la Vega, como decían, sí: «¡¡Lorca ha resucitado!!» Son las generaciones de bailaores y bailaoras flamencas de hoy en día las que recogen esa semilla y las que están abriendo sus frutos.

Ficha artística

Baile Úrsula López
Cuerpo de baile Julia Acosta (repetidora), Aitana Rousseau, Andrea Anto, María Gómez, Manuel Jiménez, Federico Núñez, Iván Orellana, Jesús Hinojosa
Cante Perrate, Sebastián Cruz
Guitarra Alfredo Lagos
Saxo Juan Jiménez
Percusión Antonio Moreno
Vestuario Luis Delgado
Iluminación Eva Sáez
Sonido Juan José Cañadas
Coordinación técnica José Enrique Hernando
Producción David Peral, Celestino Aranda
Distribución David Peral, Celestino Aranda
Coreografía Úrsula López
Coreografía de (Mats Ek) Bernada Hus Benvindo Fonseca
Guión y documentación Pedro G. Romero
Composición musical Alfredo Lagos, Juan Jiménez, Antonio Moreno
Dirección escénica Luz Arcas
Diseño de iluminación CUBE
Diseño de espacio escénico CUBE
Diseño de vestuario Belén de la Quintana
Realización de vestuario Belén de la Quintana
Diseño de espacio sonoro en directo Juan José Cañadas

Trayectorias

Úrsula López

Úrsula López

Úrsula López, nacida en Montilla (Córdoba) pero algecireña de adopción, es licenciada en las disciplinas de Ballet Clásico, Danza Española y Flamenco.

Se traslada a Sevilla para continuar sus estudios con Manolo Marín con el que comienza su carrera profesional interviniendo en la ópera “Carmen” bajo la dirección de Carlos Saura en el Festival de Spoletto en Italia.
En 1996 ingresa en la Compañía Andaluza de Danza, bajo la dirección de Juan Antonio Maeso, interviniendo en “Suite Iberia” de Manolo Marín y “El Perro Andaluz” coreografiado por María Pagés. Para esta compañía, en 1997, participa en Jaleo de Maria Pagés y estrena “La Vida Breve” de José Antonio Ruiz, en la inauguración del Teatro Real de Madrid.
En 1998, con José Antonio Ruiz a cargo de la Compañía Andaluza de Danza, interviene en  numerosos espectáculos y durante este periodo interpreta roles como solista en las coreografías “Dharma” de Eva Yerbabuena, y “Malunó” y “Vals Patético” de José Antonio.
En 2002, para la inauguración del Festival Lorca y Granada estrena “Bodas de Sangre” bajo la dirección de Antonio Gades y “La leyenda”, homenaje a Carmen Amaya de José Antonio Ruiz, con motivo de la inauguración del Teatro Cánovas de Málaga.
En noviembre de 2004 se une al Ballet Nacional de España como artista invitada en el que  permanecerá hasta 2006. En 2007 funda su propia compañía estrenando Abriendo camino en el Festival de Flamenco de Jerez y comienza a colaborar con el Instituto Cervantes en la difusión del flamenco por distintos países latinoamericanos y asiáticos.
En 2009 produce, junto a Miguel Angel Berna y Rafael Campallo, Flamenco se escribe con Jota estrenado en el marco del Festival de Jerez girándolo por toda Europa desde 2009 a 2012. Para la Bienal de Flamenco de Sevilla del 2012 estrena la obra La otra piel, con colaboraciones coreográficas de Andrés Marín y Benvindo Fonseca. Nominado mejor espectáculo Escenarios de Sevilla.
En 2013 participa en el Festival Ibérica Contemporánea de Querétaro con su espectáculo Dulce sal amarga volviendo en varias ediciones posteriores en su faceta de docencia. En este mismo año funda su propia escuela, Flamencodanza estudio, en Sevilla, trabajando en la formación de bailarines y bailaores para la danza profesional realizando cursos de formación por todo el mundo. En 2017 estrena junto a Tamara López y Leonor Leal JRT, Julio Romero de Torres pintor flamenco en el Festival de Jerez y en 2018 crea por encargo para el Certamen de Guitarra Paco de Lucía Las pequeñas cosas.
En 2019 regresa al Ballet Flamenco de Andalucía como repetidora y responsable artística coreografiando junto a Rubén Olmo Naturalmente flamenco para el Festival de Jerez. Coincidiendo con los 25 años de la fundación del Ballet recibe el encargo del espectáculo para la celebración en el Teatro de la Maestranza del 25 aniversario-Ballet Flamenco de Andalucía
con un recorrido de las coreografías mas emblemáticas de este periodo.
Desde 2020 al 2023 ha sido Directora Artística del Ballet flamenco de Andalucía poniendo marcha proyecto exitosos como “El Maleficio de la Mariposa – Mujeres, bailes y danzas en tiempos de Federico García Lorca”, “Antonio..100 años de arte” en homenaje al centenario del nacimiento de Antonio Ruiz Soler y “Triptico”.
En su periodo como Directora Artística invita a coreógrafos como Israel Galván para proyectos singulares, como “Gimnasio” estrenado en el marco de la Bienal de Flamenco de Sevilla.
Las producciones que ha dirigido Úrsula López son:
Producciones con su propia compañía:
“Abriendo Camino- 2007
“Flamenco se escribe con J”-2009
“La Otra Piel” 2012
“Dulce Sal amarga” – 2013
“JRT Julio Romero de Torres pintor flamenco” -2017
“Las pequeñas cosas” – 2018
Como Directora del Ballet Famenco de Andalucía:
“Naturalmente Flamenco”. Febrero 2019
25 Aniversario Ballet Flamenco de Andalucía. Noviembre 2019
“Antonio… 100 años de arte” Junio 2021
“El Maleficio de la Mariposa” Julio 2021
“Tríptico” Junio 2022
“Gimnasio” Septiembre 2022

Pedro G. Romero

Pedro G. Romero

Pedro G. Romero (Aracena, 1964) opera como artista desde 1985. Participa en UNIA ARTEYPENSAMIENTO y en la PRPC (Plataforma de Reflexión de Políticas Culturales) en Sevilla. Es artista residente en la Academia de España en Roma.

Es artista participante en Documenta14 Atenas/Kassel. Dirige la Plataforma Independiente de Estudios Flamencos Modernos y Contemporáneos (pie.flamenca). Dirige la colección “Flamenco y cultura popular” en la editorial Athenaica. Entre 1999 y 2019 trabajó en dos grandes aparatos, el Archivo F.X. (sobre imagen e iconoclastia) y la Máquina P.H. (sobre flamenco y cultura popular). Con el Archivo F.X. ha tenido exposiciones propias en la Fundació La Caixa o Fundacio Tápies de Barcelona, en el MNCARS o el Ca2m de Madrid, en la Kunstvereim de Stuttgart, también participaciones propias en la Bienal de Venecia, la Bienal de Sao Paulo, la Bergen Assembly en Noruega o la mencionada Documenta de Kassel.

En Máquina P.H. trabaja con el bailaor Israel Galván desde 1998 y colabora haciendo el aparato de distintos artistas: Rocío Márquez, Niño de Elche o Tomás de Perrate, por ejemplo. Fue curador del proyecto Ocaña. Acciones, actuaciones, activismo 1973- 1983 para la Virreina de Barcelona y el Centro de Arte Montehermoso en Vitoria. La editorial Mudito editó su libro “Exaltación de la visión” sobre el cine de Val del Omar y el recopilatorio “El ojo partido. Flamenco, cultura de masas y vanguardias” en Athenaica Ediciones. Actualmente presenta junto a la arquitecta María García el proyecto “Máquinas de Vivir. Flamenco y arquitectura en la ocupación y desocupación de espacios”, que se ha mostrado en Centro/Centro de Madrid y en la Virreina de Barcelona. Entre 2018 y 2019 desarrolla, a escala europea, el proyecto “forma-de-vida”, sobre el trabajo del arte en flamencos, gitanos y romaníes, para la Asamblea Bergen en Noruega y la Kunstvereim de Stuttgart. Su obra “Las sabias” ha sido imagen del cartel de la XX Bienal de Flamenco de Sevilla. Actualmente dirige con Gonzalo García Pelayo el filme “Nueve Sevillas” que también ha escrito.

Con Úrsula López, Tamara López y Leonor Leal realizó “J.R.T. sobre Julio Romero de Torres, pintor y flamenco”, donde debutó Rosalía en la Bienal de Flamenco de Sevilla y el Festival de Jerez.

Luz Arcas

Luz Arcas

Estudia Interpretación y Coreografía en el Conservatorio Superior de Danza María de Ávila de Madrid y Dirección Escénica en la Real Escuela Superior de Arte Dramático de Madrid.

Es Premio El Ojo Crítico de Danza 2015, Premio Mejor Intérprete Femenina de Danza 2015 en Premios Lorca, Finalista Mejor Intérprete Femenina de Danza en Premios Max 2017, Premio Injuve 2009, Málaga Crea 2009.

En 2009 funda la compañía La Phármaco, en la que trabaja como directora artística, coreógrafa e intérprete. Entre sus creaciones destacan Kaspar Hauser. El huérfano de Europa (Teatros del Canal, Festival Otoño a Primavera, 2016), Miserere. Cuando la noche llegue se cubrirán con ella (Teatros del Canal, 2017), Una gran emoción política (2018, Teatro Valle Inclán de Madrid, coproducida por el Centro Dramático Nacional), Los hijos más bellos (2018, coproducida por el Ballet de Víctor Ullate/ Comunidad de Madrid), Dolorosa (2019, creada para la Compañía Nacional de El Salvador), y el proyecto Bekristen/ Cristianos (trilogía cuyo primer capítulo, La domesticación, se estrenó en 2019 en Teatros del Canal de Madrid).

También explora espacios no teatrales, como en Chacona (2015, Centre Pompidou), Embodying what was hidden (2016, King Juan Carlos Centre, NYU), La errancia (2018, Conde Duque, Garden State).

La Phármaco lleva a cabo otro tipo de proyectos artísticos y pedagógicos como el de Mundo y Lenguaje (2016, Malabo, Guinea Ecuatorial), Tú que tienes la luz, en la National Drama School de Nueva Delhi (2016).

Su repertorio ha girado por diferentes países, acompañado de proyectos docentes en Europa, América y Asia. Sus trabajos han recibido el apoyo del Centro de Danza Canal, Comunidad de Madrid, el Centro Dramático Nacional, la Compañía Nacional de Danza, la Agencia Andaluza de Instituciones Culturales, INAEM (Ministerio de Cultura y Deporte), Ayuntamiento de Madrid, SGAE, Instituto Cervantes, AECID.